AGUAS ZARCAS ( y Venecia) Las estudiantinas en vía de extinción, pero aquí es el orgullo del pueblo

Ruta del Agua.SIETE

Tienen una Estudiantina y la lucen con orgullo. Hoy, cuando ese estilo de grupos que algunos llaman tuna, prácticamente ha desaparecido del espectro folklórico. Pero Aguas Zarcas tiene la suya y la hace sonar con altivez.

Es que en Aguas Zarcas  hay razones históricas para cultivarla porque  hacia 1.800 los españoles fundaron aquí  su colonia y junto a los colonizadores rompieron la montaña. Por eso cualquier tradición española, como la tuna, es fácil que germine en esas tierras, ahí en Aguas Zarcas, que recibe su nombre por las aguas termales de manantial. Ha podido llamarse “Aguas de azul suave”.

Este es el hombre que mantiene viva esta tradición y desde hace muchos años. Ya son casi 43 años de trabajo del profesor Francisco Pérez Rodríguez, que reconoce que cultiva algo que está en vía de extisión.

Lo encontramos en su casa, en el centro de Aguas Zarcas, donde a la enseñanza musical ha sumado un plan por cultivar valores entre quienes integren la Estudiantina. Y  nos  recuerda que lo hace sin ganar dinero. Solo pasión…

El profesor Pérez  siente orgullo hablando de su Estudiantina , típica, con su vestimenta y esa imagen a la usanza antigua, como con los  goliardos históricos, con sus capas llenas de cintas y galardones, y esos  temas musicales generalmente de instrumentos de cuerda y percusión.

LA ENTREVISTA CON UNA PASION MUSICAL DEL PROFESOR FRANCISCO PÉREZ RODRIGUEZ

TODA LA HISTORIA QUE RESUENA EN AGUAS ZARCAS

La tuna es una antigua tradición que surgió en España, y posteriormente gracias a su carácter viajero, se extendió a diversas partes de Europa, como Portugal y Holanda, y a América Latina llegó a finales del siglo XIX a través de tunos españoles

Para algunos, su origen se ubica entre el siglo XIII o XIV cuando estudiantes pobres vivían de lo que entonces llamaban la sopa boba, distribuida gratuitamente en ese tipo albergues. Con sus habilidades musicales callejeras cubrían sus estudios y necesidades. Es solo una historia del origen, y refleja  ese estereotipo del estudiante de carácter alegre y pícaro.

ORIGEN DE LA PALABRA TUNA
Hay otras historias que cuentan de dónde  deriva de la palabra tunar o ‘correr la tuna’,​ que significa: llevar una vida viajera, vagabunda, tocando y cantando. […] también se [cree que] deriva de la expresión francesa Roi de Thunes (Rey de Túnez), un apelativo utilizado para designar a líderes de vagabundos,​ para otros deriva de la palabra atún y hacen esta similitud de los tunantes por “la naturaleza migratoria de estos peces y el carácter ambulatorio de los Tunos”.
También se cree que la palabra tuna proviene de tunante, que era una palabra despectiva referida a esos estudiantes nocheriegos que hacían ruido por las noches, que por uso derivó en “tuna”. Pero ya el profesor Pérez tiene claro que esta tuna suya debe significar muchas cosas que mejoren la vida de sus integrantes-

La estudiantina de Aguas Zarcas tiene su base musical en instrumentos de cuerda. Pero no se aleja de esas Estudiantinas portuguesas  que suelen usar mandolina y también incluyen el bandoneón y la guitarra portuguesa. También utilizan el acordeón para armonizar la pieza musical (algunas tunas y estudiantinas de México hacen uso de violines cuando interpretan piezas de folclore mexicano) .

Al final, sin importar orígenes y cuántos son y cuántas quedan, lo mejor es buscar una tarde de domingo, escuchar esas estudiantinas como esta de Aguas Zarcas y pensar que el tiempo no ha pasado…

Y que nuestros jóvenes tienen dónde aprender de tradiciones legendarias y a ser mejores personas…

AQUÍ LES DEJAMOS UNA ESTUDIANTINA TRADICIONAL

 

Y UN RECUERDO DE VENECIA AL FINAL DEL RECORRIDO

Venecia era nuestro último pueblo. Y lo encontramos  con un cielo tan azul sobrecogedor…

Era nuestra salida de San Carlos, ya rumbo al Parque del Agua por su flanco de Bajos del Toro, buscando Zarcero para poner punto final a la ruta número siete, que bautizamos la Ruta del Agua.

Fue una bonita imagen de despedida de San Carlos. Venecia nos enamoró por su sencillez, esas casas que parecen de mentiras. Y esas otras que muestran la huella de pueblo tradicional de Costa Rica. Fue un buen adiós, antes de buscar Zarcero.

.

 

.

0 comentarios

Por