DOLOR. Una daga atravesada en el corazón. Por un paraíso que lo será de nuevo.

EL PARAÍSO QUE VOLVERÁ A SER…

Homenaje a un paraíso que conocimos. También, y en consecuencia, a una gente que nos hicieron parte de la familia y sembraron abrazos en nuestra memoria.

Un homenaje a un país que hasta el momento hemos recorrido y que hoy pasa el trago más amargo de su historia, bajo el agua, bajo la dureza desalmada de una naturaleza a a veces nos alegra la mañana con un amanecer de ensueño, y también nos hace llorar con un latigazo de tormenta.

Apenas hemos comenzado recorrido por Los Santos, ya terminamos las crónicas de la zona sur y ya habíamos compartido los testimonios y paisajes de Guanacaste.  Las tres regiones nos tienen con una daga atravesada en el corazón…

Cuando vemos una montaña trepada sobre una carretera o una casa o una escuela. O un río que nos arrancó suspiro, elegante, transparente, orgullos de sí mismo sobre piedras redondas. Después verlos arrastrando con sus corrientes todo lo que encuentra a su paso, sepultando a quienes lo  han admirado y chineado, todo eso, y más por eso, nos  atraviesa el alma con una daga.

Nos ha conmocionado, con suspiros incluidos, ver gente sin sus techos, con el agua hasta la cintura.Nos arranca la piel del alma, y es ahí cuando dan ganas de volver y regresarles al abrazo que nos dieron en la despedida. Y esa promesa que nos regalamos de volver…

Volver para preguntarles qué necesitan…

El proyecto DE FRONTERA A FRONTERA, COSTA RICA EN POSITIVO,  nos ha llevado a pueblos, paisajes, y familias que tienen una misma identidad, una misma cubierta de bondad que los hace indelebles. Pues ahora más que nunca podremos borrar que un día estuvimos en sus paraísos. Con la seguridades de que lo volverán a ser…como éste que recordamos de Guanacaste.

Este de Los Santos…

Ahora solo debemos pensar  en qué hacer para que cada cosa vuelva a su lugar, que cada cama esté seca nuevamente, para que los niños vuelvan a correr por el campo verde, y vuelvan a una escuela limpia, para que los pájaro trinen sobre árboles en pie y sobrevuelen una montaña de brumas.

Qué debemos hacer para que la tranquilidad vuelva a poner sus pies sobre esas tierras de donde nos trajimos la pasión de un abuelo que a sus 86 años quiere ir en biicleta de frontera a frontea, o ese un hombre casi ciengo que no deja de meterse en la selva a buscar jaguares, o el música con su escuela en el pueblo, el hombre aque luchó al ladio de Pepe Figueres, esa comunidad que  quiere reconstruir la iglesia que se quemó, una mujer que dice siempre “hijo dre Dios” y que es el alma de supueblo para las fiestas…

La zona sur nos hizo suspirar en  un país con ganas de vivir, una región como Los Santos, de cuyos pensonales hablaremos próximamente.

GRACIAS

A Sebastian Avendaño (productor del video con el que comenzamos esta crónica)

y a Marianela Cordero ( con respaldo fotográfico).

 

Gracias a periodistas y tantas personas que nos ofrecieron las fuentes y el respaldo periodístico para que pudiéramos encontrar a los personajes, y tantos paisajes..

Y GRACIAS A LAS EMPRESAS QUE HAN APOYADO TODO EL PROYECTO.

 

0 comentarios

Por