PUNTARENAS LE PONE: «No nos preocupamos, nos ocupamos»

Lor porteños se alistan para cuando todo vuelva a la normalidad

No se quejan, aunque la situación es grave. Le ponen. Y dan ejemplo. Seguros de que esta pandemia pasa y que será pronto, los puntarenenses comenzaron a diseñar cómo van a recibir a los turistas.

 Si hay algo claro en cualquier lugar del mundo, es que a los pueblos y ciudades los hace la gente que habita y trabaja en ellas. Ellos son los que le aportan cultura, identidad y vida a un lugar para que los turistas deseen regresar. Precisamente, para hacerle un homenaje a esa población que es el motor de la economía del Puerto, la Junta Promotora de Turismo Puntarenas (JPT) lanzará una campaña que muestra ese rostro, a veces oculto, de esos trabajadores comprometidos, que son parte del enorme engranaje de la industria del turismo y que, junto a la amplia biodiversidad que ofrece la provincia, son los protagonistas, anfitriones y el motor de la economía.

Tal y como la historia lo ha dejado claro, Puntarenas está conformada por reconocidos artistas, deportistas, empresarios, servidores públicos, pescadores y un sinfín de personajes, héroes, luchadores incansables, gente cálida, servicial, muy alegre y entusiasta que se ha venido capacitando y preparando rigurosamente para recibir de nuevo a los turistas nacionales y brindarles, bajo estrictos protocolos sanitarios, esa seguridad y confianza que son primordiales.

Por eso, con el lema, no nos preocupamos, nos ocupamos para cuando usted regrese, muchos de estos protagonistas comparten de su quehacer y del entusiasmo que les provoca el que muchos costarricenses regresen pronto también a darle vida a la Perla del Pacífico. 


Así, con una campaña enfocada en redes, con los testimonios de varios actores que representan los diferentes gremios vinculados al turismo, podremos escuchar a la cocinera que le da sazón a sus platillos para enganchar su paladar, al salonero y al dueño del restaurante que se esmeran para gratificar su visita, al limpiador de piscinas y hotelero que buscan darle una experiencia única, al promotor cultural y al guía turístico que contribuyen con su conocimiento, al pescador, al salvavidas, al capitán de barco, al empleado municipal que tienen una vocación de servicio; en fin, a diferentes eslabones turísticos que, ya sea, al frente o detrás de bambalinas, hacen lo propio para que el turista disfrute su visita y regrese.

0 comentarios

Por