EEUU AUTORIZA SANGRE CONVALECIENTE PARA TRATAR CORONAVIRUS

Aún hay dudas de su eficiencia exacta.

Tratamiento también se prueba en Costa Rica

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, autorizó la transfusión de plasma sanguíneo de personas curadas del coronavirus a pacientes hospitalizados. Previamente, la agencia estadounidense de medicamentos (FDA) había anunciado que daría esa autorización, que está bajo su responsabilidad y no de la del jefe de Estado.


La transfusión de ese plasma, que contiene anticuerpos, está destinada a permitir a los pacientes eliminar el virus más rápidamente y limitar el daño al organismo.

“El plasma de personas convalecientes probablemente funcione, aunque debería ser confirmado por ensayos clínicos, pero no como tratamiento de emergencia para pacientes gravemente enfermos»,

Len Horovitz, del Hospital Lenox. Hill en Nueva York, a la DW


Recuerda la agencia de noticias DW que aunque el tratamiento ya ha producido resultados, aún se debate su eficacia exacta y si presenta riesgo de efectos secundarios y de transmisión de agentes infecciosos.
El presidente calificó el anuncio como un «avance histórico» para el tratamiento de COVID-19, que probablemente «salvará un número considerable de vidas».


Pero la FDA ya autorizó la transfusión de plasma de personas recuperadas del coronavirus en determinadas condiciones, como parte de ensayos clínicos o para pacientes en circunstancias desesperadas.


Más de 70.000 pacientes ya han recibido una transfusión de plasma extraído de personas convalecientes, según el secretario de Salud de Estados Unidos, Alex Azar.


La autorización emitida el domingo permitirá ampliar la población de pacientes susceptibles de recibir una transfusión. Azar dijo que los primeros resultados mostraron una tasa de supervivencia un 35 por ciento más alta para los pacientes de COVID-19 que recibieron una transfusión sobre los que no la recibieron.


No obstante, en su anuncio del domingo, la FDA recordó que por el momento no había pruebas formales de que el uso de plasma fuera efectivo.


«El plasma de personas convalecientes probablemente funcione, aunque debería ser confirmado por ensayos clínicos, pero no como tratamiento de emergencia para pacientes gravemente enfermos», advirtió Len Horovitz, interno de respiración en el Hospital Lenox. Hill en Nueva York, según DW

En Costa Rica

Recientemente, el jefe de infectología del Hospital México, Álvaro Avilés afirmó que la mejor alternativa que tiene Costa Rica para combatir el nuevo coronavirus es el tratamiento con plasma convaleciente.

Avilés explicó en entrevista con AmeliaRueda.com que las conclusiones a las que han llegado los estudios a nivel mundial sobre tratamientos contra el Covid-19 cambian “en un abrir y cerrar de ojos” por la naturaleza volátil del virus.

“Estos cambios abruptos en las investigaciones han disminuido las posibilidades de encontrar un tratamiento contra el nuevo coronavirus y no es una limitante única para Costa Rica, es un problema que enfrentan todos los países alrededor del mundo”

“Hay días en que un estudio puede afirmar que un tratamiento puede ser efectivo; sin embargo, días después tras aplicarlo a los pacientes, los médicos se dan cuentan que trae mayores efectos negativos que beneficios y el avance se cae”, dijo a ameliarueda.com

“Costa Rica es privilegiado por los avances que se han obtenido en el desarrollo y uso del plasma convaleciente, y por eso resulta una alternativa óptima en el tratamiento contra el nuevo coronavirus”, explicó.

.

0 comentarios

Por