CINE MAGALY. Doble orgullo: un cine pionero y una tica en pantalla grande.

Dos  razones para sentir orgullo costarricense, las dos en un solo escenario, y las dos de película, literalmente. Pero primero vean esto:

Luego este rostro:

Es Christiana Figueresexsecretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Y ahora esta imagen:

Todo esto es una sola cosa: El Cine Magaly se convirtió en pionero de la industria cinematográfica de la región en operar sus dos salas con energía solar. Instaló paneles solares que le permitirán dejar de utilizar energía eléctrica en su totalidad. Esto coloca a Costa Rica como el tercer país de América Latina -después de Brasil y Argentina- en adoptar energías limpias en salas de cine. Es el primero en Centroamérica.

Y el anuncio lo hizo simultaneamente al estrenar la película “Una Verdad Incómoda 2” sobre las causas del cambio climático y las consecuencias que ya se registran en todo el mundo, incluida Costa Rica.  Y ese filme cuenta con la participación de la costarricense Christiana Figueres, exsecretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático.La inversión del proyecto ronda los US $70 mil y Panasonic es la empresa encargada de la instalación de los panales solares. El proyecto está conformado por 180 paneles solares de 320 watts cada uno, y tiene la capacidad de producir 90.000 kWh (kilowatts) al año, lo que alcanzaría para suplir el consumo eléctrico de 25 casas de habitación al mes.

“Además de fabricar el módulo solar, brindamos una solución integral en cuanto al diseño, instalación, puesta en marcha y garantía del sistema. Los paneles solares están conformados por un grupo de celdas que producen energía eléctrica a partir de la luz que incide sobre ellos”, explicó William Campos del Departamento de Energy Solutions de Panasonic. “El uso de energía solar es algo que aprecian nuestros visitantes, puesto que, a todo nivel, los ciudadanos están más conscientes de lo que significa el cambio climático; y nuestras nuevas responsabilidades como empresa o ciudadano corporativo.  Estamos estableciendo un nuevo standard en cuanto a lo que el público más consciente y exigente puede esperar de una sala de cine como esta, que marca precedentes en América Latina”, comentó Luis Carcheri, Gerente General de Distribuidora Romaly.

De acuerdo con Carcheri, se destinará un área de techo de 340 m2 para la instalación de los paneles solares, los cuales, a través de los inversores fotovoltaicos, alimentarán con energía solar las pantallas, proyectores, aires acondicionados, equipos de sonido, y la iluminación general de ambas salas del cine.

El cambio climático es una realidad

Uno de los mayores retos a los que se enfrenta la humanidad en el Siglo XXI es el calentamiento global y el consiguiente cambio climático. En este contexto, las energías renovables, como la solar, pueden ayudar a combatir este serio problema.

Precisamente, las películas “Una Verdad Incómoda 1 y 2” son el resultado de un documental publicado en el 2006, en el cual, Al Gore, ex vicepresidente de Estados Unidos, expuso una vez más, sus argumentos para demostrar que el calentamiento global es una realidad y que puede tener consecuencias trágicas si no se cambian los hábitos contaminantes de su principal responsable: el ser humano.El filme advierte algunas realidades a las que actualmente nos enfrentamos, como son el calentamiento de la atmósfera, sequía, contaminación, altas temperaturas, que en los últimos años han llegado a los 50 grados centígrados, huracanes, y tormentas récord, todas causantes de grandes desastres naturales y muertes en todo el mundo.La primera parte de Una Verdad Incómoda ganó dos Premios Óscar y recaudó millones de dólares en todo el mundo. Pero, además de eso, contribuyó a difundir el mensaje ecologista de Gore e hizo aumentar la conciencia sobre el calentamiento global en la sociedad.

0 comentarios

Por